Luis Barragán, el arquitecto de las emociones

La Casa Cristo o la Casa Clavigero son de las más reconocidas en donde el arquitecto tapatío Luis Barragán participó

El legado del arquitecto Luis Barragán en Guadalajara es único y visitar algunos de los espacios que él construyó a principios del siglo pasado es una experiencia que debe vivirse, tanto por los tapatíos, como por quienes visitan la ciudad.

Y es que al entrar a las fincas, como la Casa Cristo o la Casa Clavigero, que son de las más reconocidas donde el arquitecto tapatío participó, representa trasladarte a 1920 o 1930, cuando la situación en México, tanto política, como social e incluso arquitectónica, era distinta, lo que llena de emociones a amantes de la arquitectura, pero también a tapatíos que simplemente disfrutan de conocer sobre su ciudad.

“Estas casas del movimiento regionalista, que si bien las vemos y podemos vivir y disfrutar, son elementos tangibles, pero no nos damos cuenta de los intangibles, por la etapa por la que estaba pasando México y cómo se pensaba que tenía que ser la arquitectura y Luis Barragán dentro de sus primeras obras empezaba a ser disruptivo con lo que se estaba haciendo”, dijo al respecto Laila Pérez Ochoa, presidenta del Colegio de Arquitectos del Estado de Jalisco (CAEJ).

La Casa Cristo, donde se estableció el CAEJ hace casi dos décadas, así como la Casa Iteso Clavigero, propiedad de la universidad jesuita, cuentan con el nombramiento como Monumento Artístico de la Nación, que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes y por eso cobran especial relevancia y permiten a quienes las visitan, sentirse en un espacio especial.

El sello de Luis Barragán está también en la Casa Franco o la Casa Orozco y todas se ubican en colonias tradicionales de Guadalajara, como la Americana o Laffayette, en el corazón de la ciudad, donde vivían las familias acaudaladas de principios del siglo pasado, mismas que muchas veces encargaban el diseño de sus propiedades pensando en los colores, los espacios y hasta las sombras, que fueron característicos de Luis Barragán, quien además de dejar una herencia arquitectónica en su ciudad natal, la trasladó a la capital del país, donde está la Casa Estudio Luis Barragán, en la colonia Daniel Garza, de la Ciudad de México.

¿Dónde están las casas construidas por Luis Barragán?

La Casa Cristo se ubica en Pedro Moreno 1612, en la colonia Americana
La Casa Iteso Clavigero se ubica en Guadalupe Zuno 2083, en la colonia Americana
La Casa Orozco se ubica en López Cotilla 814, en la colonia Americana
La Casa Franco se ubica en avenida La Paz 2207 en la colonia Americana

El Parque Revolución también tiene el sello de Barragán

Además de casas que ahora son patrimonio para la nación, en arquitecto Luis Barragán también dejó su sello en algunos espacios públicos, como el Parque Revolución, conocido popularmente como Parque Rojo, en las confluencias de avenida Juárez y Federalismo, pues la idea original del parque construido en 1934 fue suya y las remodelaciones que se le han hecho respetan la arquitectura original, pensada hace casi un siglo.