Condenan catedráticos y abogados de Europa y AL linchamiento de Daniel Picazo; exigen justicia

Condenan catedráticos y abogados de Europa y AL linchamiento de Daniel Picazo; exigen pronta justicia y captura de los asesinos.

Más de 300 juristas, abogados y politólogos de universidades, instituciones y organizaciones públicas de distintas naciones de América Latina y de Europa manifestaron su enérgica condena y repudio al linchamiento del ex asesor parlamentario Daniel Picazo González, ocurrido el viernes pasado en Huauchinango, Puebla.

A través de un comunicado difundido en redes sociales, exigieron pronta justicia que lleve a la identificación y captura de los asesinos de Picazo González

Los catedráticos, profesores y estudiantes de España, Italia, Argentina, Colombia, Chile, Estados Unidos y México, entre otros, dijeron que no existe ninguna razón para justificar la muerte de Daniel Picazo por lo que consideraron imperativo el esclarecimiento de los hechos.

“De igual manera, la garantía de una justicia pronta y material que lleve a la identificación, captura y judicialización de los asesinos de Daniel Picazo, quienes, a diferencia de nuestro compañero, sí representan un peligro para la sociedad”.

Informaron que estarán atentos y vigilantes de las investigaciones que realice el Estado mexicano y el de Puebla en lo particular, e hicieron un llamado a las autoridades administrativas y judiciales a recabar y legalizar todos los elementos materiales probatorios que conduzcan al esclarecimiento de los hechos.

En tanto, ex compañeros de Picazo González en el Máster en Derecho Constitucional del Centro de Estudios Políticos y Constitucionales (2018-2019) en Madrid, España, consideraron que Daniel Picazo, de 31 años de edad, fue víctima de la “violencia desbordada” en una zona donde el Estado está “completamente rebasado”.

“Daniel fue una víctima más de la violencia desbordada que se vive en diferentes partes de México y América Latina, zonas en las que el Estado se encuentra completamente rebasado. Aunque hay diferentes versiones de lo sucedido, es un hecho que el Estado no estuvo presente, ni hubo elementos de seguridad pública que protegieran a Daniel y le dieran socorro frente a sus agresores”, concluyeron.