A 17 años del hallazgo de Cecilia Cubas

Un día como hoy, el secuestro de la hija del expresidente de Paraguay Raúl Cubas llegaba a su fin de la peor manera

Un 21 de septiembre del 2004 se produjo el secuestro de Cecilia Gusinky, a unos metros de su casa por el Partido Patria Libre que hoy se le conoce como Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) formado por un grupo criminal integrado por personas que iniciaron su carrera delictiva como asaltantes de bancos. La hija del expresidente Raúl Cubas estuvo en cautiverio hasta el 16 de febrero del 2005 día que fue hallada sin vida.

A sus 31 años fue asesinada por sus captores aún cuando su familia había dado $300.000 dólares en concepto de rescate.

Según los hechos, ellos interceptaron a la empresaria y la mantuvieron retenida por 5 meses, por quien pedían una alta suma de dinero a cambio de su liberación, y su familia al no acceder al acuerdo dio como resultado su asesinato.

Su cuerpo sin vida fue hallado en un túnel construido en la denominada «casa del horror» de Ñerby, el médico forense Pablo Lemir reveló que la causa de su muerte fue por asfixia y de acuerdo a las evidencias refieren que fue torturada, dopada y que la enterraron cuando aún se encontraba con vida, aproximadamente en diciembre 2004.

“Cuando uno pierde a un ser querido por situaciones no naturales, las heridas son más difíciles de cerrar y se convive siempre con eso. Los padres y su hermana llevan una vida con una herida abierta por el resto de sus vidas”, explicó Emilio Cubas, familiar cercano de Cecilia, 16 años después del crimen.

Rodrigo Granda exnegociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se ve involucrado en la investigación de este crimen, debido a la información que fue encontrada en el computador del excomandante de las (FARC)Raúl Reyes, tras el bombardeo en el que murió en la frontera entre Colombia y Ecuador, durante el mandato del expresidente Álvaro Uribe.

Tras la polémica que causó la detención de Rodrigo Granda en México en la que se le advierte que tiene una circular roja de Interpol en su contra, por los delitos de secuestro, asociación criminal y homicidio doloso. Sin embargo, aclaran que Granda no puede ser retenido en Colombia en razón del acuerdo de paz firmado en 2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.