Vislumbran riesgos para plataformas de reparto

De aplicarse el impuesto de 2 por ciento a las plataformas digitales de delivery (reparto) en la Ciudad de México, algunas de estas podrían verse obligadas a salir del mercado ante la presión en sus finanzas, advirtió Philippe Boulanger, presidente de la Asociación de Internet MX (AIMX).

El directivo, en entrevista con El Heraldo de México, dijo que las empresas ya pagan impuestos desde junio de 2020, y esta obligación implica endurecer más la carga impositiva de las compañías.

Las plataformas de delivery se encargan de realizar entregas o de llevar paquetería, por ejemplo Didi Food, Uber Eats, Rappi o Justo, entre otras.

Recordó que la salida de empresas digitales ya ha sucedido, como Sin Delantal, la cual cerró operaciones en diciembre de 2020. Opinó que esta medida representa un nuevo impuesto, a pesar de que el gobierno federal había prometido no más gravámenes.

La propuesta plantea modificar el artículo 307 TER del Código Fiscal de la Ciudad de México, y obligar a las aplicaciones a pagar por el uso de la infraestructura capitalina, es decir por vías y calles, cada vez que tengan que transitar por allí para entregar la paquetería, alimentos o cualquier tipo de mercancía.

El gravamen se aplicaría directamente a las empresas, por lo que no podrían trasladarlo hacia el usuario final, con lo cual no tendrían margen de acción para ajustar sus tarifas y reducir el impacto en sus finanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.