Pandemia “frenó” renovación de 2 mil camiones viejos, advierten transportistas y conductores

Algunos derroteros reducirán la cantidad de unidades, ya que ahora los camiones se compran por cada ruta-empresa y no hay dinero para reemplazar todos

Pandemia frenó renovación de 2 mil camiones viejos, advierten transportistas y conductores

A partir de enero próximo, de los 4 mil 500 camiones urbanos que hay en la ciudad, alrededor de 2 mil unidades tendrán que ser renovadas, al tener más de 10 años de antigüedad. Sin embargo, a raíz de la pandemia, los empresarios transportistas redujeron sus ingresos económicos, ya que en promedio, hubo una baja de 50% en la cifra de pasajeros, entre marzo y diciembre.

Arnoldo Licea González, líder del Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Autotransporte del Estado de Jalisco (SATAEJ), dijo que algunas rutas van a reducir la cantidad de camiones en circulación, ya que ahora las compras de unidades se realizan por cada ruta-empresa y no hay dinero para reemplazar todas las unidades.

Eventualmente esto podría afectar a los pasajeros si hay un recorte de unidades en algunas rutas, por lo que aumentaría el tiempo de la frecuencia de paso entre un camión y otro.

“Desgraciadamente, la pandemia del Covid vino a frenar estas modificaciones que se tenían que llevar a cabo en el transporte público. Así como ha sucedido en otras empresas que al día de hoy cerraron sus puertas, porque ya no les fue rentable, debido a esta pandemia, también en el transporte público hay muchos empresarios que ya dejaron de prestar el servicio, debido a que esto generó una baja en el flujo de pasajeros”, explicó Licea.

Otro problema que enfrentan los transportistas es que el Congreso del Estado recién aprobó reformas a la Ley de Movilidad para exigir que todos los camiones cuenten con rampas, elevadores o mecanismos que permitan la accesibilidad universal de las personas.

Sobre ello, Licea González dijo que esas nuevas reglas “llegaron en el peor momento”, ya que las condiciones económicas no son propicias para invertir más de $250 mil en una rampa. Ese fue el costo de las rampas adquiridas hace algunos años, por lo que la cifra a invertir sería superior.

“En este momento, estas reformas a la Ley de Movilidad ya fueron aprobadas y expresamos nuestro profundo rechazo, porque la situación económica que prevalece, va a venir a empeorar el funcionamiento del transporte público, ya que para todo se necesitan recursos y el hecho de tener rampas en todas las unidades, el día de hoy es innecesario”, subrayó.

Relató que hace algunas semanas, el Sindicato de Avanzada presentó un proyecto para que en lugar de instalar rampas en todos los camiones, se creara un sistema especial de traslado de personas en sillas de ruedas. Sin embargo, no se tomó en cuenta la iniciativa.

Hoy el costo actual de un camión nuevo, tipo Mercedes Benz es de $1 millón 900 mil pesos, por lo que esa cifra es inalcanzable para la mayoría de los camioneros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.