Remesas, salvavidas de economía

Las remesas que ingresaron al país ayudaron a que la economía mexicana no tuviera una mayor caída, aseguró el subgobernador del Banco de México (Banxico), Javier Guzmán Calafell.

“En ausencia de ese flujo de remesas, la contracción del consumo y la economía, hubiera sido más severa”, puntualizó.

Subgobernador, ¿las remesas que están llegando y han llegado al país ayudaron a paliar la crisis?
Sí, el hecho de que estén esos recursos disponibles, lo que ha permitido es una contracción menor de la actividad económica, es decir, ha atenuado los problemas del país, por supuesto.

“ES UNA SORPRESA”
A poco más de un mes de que termine su periodo como subgobernador del banco central, Guzmán Calafell sostiene una entrevista con El Heraldo de México.

En la plática, consideró que para el cierre del año, México puede llegar a 40 mil millones de dólares de remesas.

Destacó que hasta septiembre habían llegado 30 mil millones de dólares, pero en los últimos tres meses están por encima de tres mil millones de dólares mensuales.
“Es una sorpresa para el Banco de México y en general para los analistas el que hayamos visto este comportamiento de las remesas este año. ¿Por qué la sorpresa? En una situación de una contracción de la economía de Estados Unidos, un aumento de la tasa de desempleo, lo razonable hubiera sido esperar una disminución de estos montos”, expresó.

En su perspectiva, tres factores influyeron al buen comportamiento de envíos: Muchos mexicanos se beneficiaron de los apoyos fiscales; hay sectores de trabajadores que no han padecido y el uso de ahorros de connacionales enviados para ayudar a las familias en México que están en una situación difícil.

Agregó que las remesas se canalizan hacia sectores de ingresos bajos que tienen una necesidad de recursos para consumir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.